Banda ancha en el mundo

508 millones de personas tienen banda ancha en el mundo, lo que corresponde a casi 9% de la población mundial.

¿Qué es la banda ancha?
Es, simplemente el acceso a Internet de alta velocidad. La conexión rápida siempre está activa y permite a los usuarios navegar en la Web, bajar imágenes y música, ver videos, unirse a una conferencia vía Web y mucho más.

Banda ancha en el mundo

A diferencia de la conexión de acceso por vía telefónica, la banda ancha ofrece más capacidad de transmisión de datos, por lo que te permite acceso a recursos, servicios y productos de más alta calidad. Un ejemplo de ello es la telefonía por Internet o voip.
El servicio de banca ancha se obtiene a través de distintos métodos, como la línea digital del suscriptor, o DSL, por sus siglas en inglés; módem para cable, fibra, transmisión satelital o incluso a través de las líneas eléctricas.

La principal vía de conexión de banda ancha es a través de DSL, pues en 2008 representaba 60% de todas las suscripciones. Sea cual sea el método por el que reciba, el Internet de alta velocidad no tiene interrupciones, no bloquea las líneas telefónicas y el usuario no necesita conectarse cada vez que inicia sesión.

En México, la mayoría de los usuarios de banda ancha la contratan en paquete con el servicio de televisión de pago o de telefonía. Comparando la alta velocidad de la que gozan los cibernautas de otros países, los mexicanos navegamos muy lento en Internet. Dentro de un estudio realizado a 45 países, corea del Sur encabeza la lista del top ten con la banda ancha de mayor velocidad ya que descarga más de 14 megabits por segundo. Mientras que México ocupa el lugar 36 con una velocidad de conexión promedio de 1.6 megabits por segundo y el último lugar lo ocupo Sudán con 0.5 megabits por segundo.
En cuanto al número de conexiones de banda ancha por medio de cable, el primer lugar corresponde a Estados Unidos, le siguen Japón y Alemania, México ocupa el octavo lugar con más de 10 millones de suscripciones.

En 2009, la Asociación Mexicana de Internet, AMIPCI, calculo que había más de 27 millones de mexicanos con conexión a Internet y que el 93% de las cuentas eran de banda ancha, para 2010. comSCORE, una compañía especializada en este tipo de mediciones, estimo que había 28 millones y medio de usuarios de Internet.

Por lo que respecta al Internet móvil el número de suscripciones que hay en nuestro país no llega al millón de cuentas. Es importante el crecimiento de acceso al a conexión rápida de Internet porque es un detonante del desarrollo.

En el ámbito de la educación, cultura y entretenimiento, por ejemplo, puede superar las barreras geográficas y financieras para llegar a un mayor numero de personas.

En materia de salud, se puede suministrar asistencia médica a las poblaciones desatendidas e insatisfechas mediante el diagnostico, tratamiento, monitoreo y consultas a distancia con los especialistas con este recurso es posible preparar y organizar a la población en caso de desastres.

También estimula el desarrollo económico porque se puede realizar operaciones de compra-venta de todo tipo de productos y servicios, crea puestos de trabajo, atrae nuevas industrias y permite el acceso a los mercados regionales, nacionales y mundiales. Asimismo, el gobierno electrónico tiene la posibilidad de mejorar la interacción de la gente con las instituciones.

La AMIPCI señala que para incentivar el crecimiento de redes de banda ancha en nuestro país se requiere trabajar en las licitaciones de las bandas existentes, así como analizar la disponibilidad de otras para su uso libre, utilizar las redes de fibra y también aprovechar la red eléctrica que llega a casi todas las casas del país. Dicha asociación calcula que entre este año y el 2013 habrá 5 millones más de suscripciones de renta mensual a Internet de banda ancha.

La banda ancha es, en resumen, un factor de desarrollo económico. Mientas menos acceso inmediato haya a la información, mayor será la brecha digital que hoy constituye un factor determinante de competitividad.

Fuente: Revista del consumidor