beber agua para vivir

La diversidad de bebidas que existen en el mercado hoy en día contribuye a una hidratación saludable. Un estudio realizado por la consultora IMS Health y avalado por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) pone como ejemplo las bebidas isotónicas, que, además de hidratar, aportan otro tipo de nutrientes beneficiosos para nuestro organismo. El especialista en hábitos de consumo Francisco Alvira explica que “el placer que experimenta el consumidor como consecuencia del sabor que posee la bebida contribuye a conseguir una hidratación saludable, puesto que le anima a ingerir más líquidos”. Sobre la importancia de beber agua trata el primer informe científico editados por el Instituto de Investigación Agua y Salud) (IIAS), que recomienda el uso del agua mineral durante la infancia. En este sentido, el niño debería beber entre 0,6 litros el primer año y los 1,8 – 2,6 litros en la adolescencia. Este hábito puede ayudar a prevenir la obesidad, además de aportar minerales y oligoelementos necesarios en su crecimiento.

beber agua para vivir