Cafe en accion

Tal como menciona el doctor Simón Brailowski (1948 -1998) en su libro Las sustancias de los sueños, entre los compuestos para el tratamiento de la ansiedad se encuentran los fármacos estimulantes del sistema nervioso central, llamados también psicoestimulantes, psicotónicos o energizantes psíquicos: drogas con efectos benéficos aunque con propensión al abuso.

Cafe en accion

Entre ellos está la cafeína, considerada un psicoestimulante menor, cuya estructura química se agrupa dentro de las metilxantinas o xantinas, que a su vez forman parte de un grupo más amplio llamadas purinas. El cuerpo las asimila mediante el hígado, cuyas enzimas aíslan la cafeína y moléculas similares hasta dejarlas en un núcleo básico de xantina. Pero la cafeína, en vez de estimular directamente el cerebro como lo hacen la cocaína y las anfetaminas, inhibe la producción de adenosina, una de las moléculas que se sospecha controlado los ciclos de suelo y vigilia, y que se produce en las neuronas cuando estamos somnolientos. Los efectos estimulantes de as xantinas provienen de su interacción con los receptores de la adenosina, molécula activa de las membranas celulares y componente esencial del “combustible” principal de la célula: el adenosin trifosfato (ATP). Cuando la célula requiere hacer un trabajo, se activa una enzima que convierte el ATP en ADP (adenosin difosfato). La liberación del fósforo del ATP produce gran cantidad de energía a nivel intracelular, donde también actúan las xantinas.
Mientras el ATP impulsa toda la actividad celular, a medida que se va gastando produce como residuo la adenosina. Como en conjunto hay más actividad neuronal en el cerebro y e l cuerpo cuando estamos despiertos, durante esos periodos se produce más adenosina; pero ésta puede producir una especie de “freno” que interrumpe la actividad neuronal. Al mismo tiempo que se acumula durante las horas de vigilia, empieza a calmar el cerebro y prepara al cuerpo para el sueño actuando sobre esos receptores. Nuestro tallo cerebral tronco encefálico cuenta con células que funcionan como receptores de adenosina; estas neuronas se comunican con todas las áreas del cerebro; cuando la adenosina aplica su freno, todo el cerebro apacigua y nos da sueño