Cambia tu mente

“Si comprendes tu verdad, podrás cambiar tu mente

Joe Dispenza es bioquímico y quiropráctico. Pero, ante todo, es experto en la mente humana y en sus mecanismos. En su último libro, Desarrolla tu cerebro (Palmyra), expone una serie de claves que nos ayudarán a controlar nuestra mente y evitar los malos hábitos que pueden llevarnos a la infelicidad.

Cambia tu mente

En Desarrolla tu cerebro explicas cómo podemos controlar nuestra mente…
Cuando algo no funciona en tu vida no tienes que esperar a que se convierta en una crisis o en una tragedia para solucionarlo. Si puedes pararlo, hazlo. Lo primero que debes hacer es conocerte a ti mismo: averiguar cómo piensas, cómo actúas, cómo siente y qué procesos inconscientes están presentes en tu vida. Debes contestar estas preguntas y analizar las respuestas. Así podrás comprender tu verdad y cambiar tu mente, tus emociones, tus sentimientos y tu destino.

¿Todos somos capaces de hacerlo?
Todos tenemos un cerebro y un cuerpo con el mismo potencial. Todos somos capaces de procesar información y funcionar como seres humanos de forma más o menos similar. Pero existen ciertas diferencias entre nosotros que son las que marcan nuestro destino. Tenemos la misma habilidad, pero dependiendo del uso que le da a cada uno, la desarrollamos o no.

¿El cerebro del hombre y la mujer son distintos?
Existen diferencias. El hombre es metódico y lógico. Analiza los hechos para determinar si la información obtenida es útil. En cambio, cuando una mujer se enfrenta a una situación su acercamiento es diferente. Históricamente, cuando ellas toman decisiones siempre tienen en cuenta su experiencia, identificando ésta con los sentimientos vividos. Cuando el hombre decide cambiar su vida necesita pruebas antes de experimentar mientras que la mujer no necesita pasar por esa metodología, le gasta con recuperar del pasado los sentimientos asociados a situaciones ya vividas y, en base a ellos, toman una decisión u otra.

¿Cómo podemos pasar de un cambio individual a una trasformación global?
Tenemos tres partes en el cerebro que nos permiten ir del pensamiento al sentimiento. La primera, el córtex, sirve para recoger información y conectar conceptos. Con la segunda podemos aplicar lo que hemos aprendido y cambiar nuestro comportamiento. El resultado es la adquisición de una nueva experiencia cuyos efectos secundarios son las emociones. Recordamos experiencias porque recuperamos sensaciones, cómo nos sentimos en aquellos momentos. En ese momento activamos el cerebro emocional. Para pasar de un cambio individual una transformación global a nivel social, debemos empezar por reconducir nuestras vidas. Para ello no han de tomar decisiones distintas a las que estamos tomando hasta ese momento. Por ejemplo, si no nos gusta la actual política debemos tomar otras decisiones.

¿Cómo analizas el momento actual de crisis?
Nos hemos dado cuenta de que los viejos modelos ya no funcionan: la política, la economía, la medicina… La gente se está empezando a dar cuenta de que si seguimos usando esos modelos tendremos un problema. Es importante cambiar lo que no nos gusta y creo que estamos en un momento cruciar porque se está creando una conciencia. La gente quiere ser creativa y no repetir los errores del pasado. Ese es el buen camino.