Comer y beber sabiamente

*Come menos: para aliviar el estómago es bueno comer porciones pequeñas y masticar bien. Un buen truco es dejar el tenedor en la mesa entre bocado y bocado. Así comerás más despacio y te sentirás llena antes.
*Elige alimentos adecuados: prioriza comidas de propiedades calientes, como los vegetales de sabor dulce que crecen a ras de suelo, patatas, zanahorias, calabazas… Evita las ensaladas porque las hortalizas crudas requieren un gran trabajo digestivo. Es mejor comerlas hervidas, al vapor o a la plancha.
*Evita bebidas frías durante las comidas porque el frío destruye el “fuego digestivo” y ralentiza la digestión. Sin embargo, es bueno beber agua con una rodaja de limón durante el día para promover el flujo de energía.
*Saca provecho de la fitoterapia: toma infusiones de hierbas chinas como el ginseng o el regaliz para fortalecer el bazo y secar la humedad.

Comer y beber sabiamente