Como protegerse de los rayos dañinos del sol

El número de casos de personas con cancer de piel va en aumento, esto resulta problemático si mencionamos que hace 10 años tan solo para sufrir una quemadura en exposición solar hacían falta 6 horas, en unos 5 o 6 años llegaremos a tener un eritema solar en tan sólo 1 o 2 horas de exposición.

Recomendaciones:

Cúbrase. Si su trabajo consiste en estar muchas horas expuesto al sol, utilice prendas comodas que cubran sun piel de preferencia colores claros.

Pongase un sombrero. Un sombrero es muy útil para protegerse de los rayos uv debe de tener un ala que de sombra al cuello, nuca y orejas.

Como protegerse de los rayos dañinos del sol

Use anteojos especiales para el sol

No se exponga demasiado al sol. La sombra que proyectamos es una herramienta excelente para medir la intensidad solar. Si es más larga que el cuerpo, la exposición UVB es baja. Si es más corta, es alta. Y cuando más escasa sea la sombra, ¡mayor cantidad de radiación UVB estamos recibiento!

Exposición al sol

Bebés no mayor de 6 meses
No deberían estar expuestos al sol, sino qudarse sienpre en la sombra.

Niños hasta dos años
Sólo pueden estar bajo sol más suave, y sólo durante poco tiempo. Es importante escoger un fotoprotector especial para su delicadísima piel y usarlo en combinación con gorros y camisetas.

Niños de 2 a 14 años
Reciben una enorme cantidad de radiación solar a pesar de que su sistema de formación de melanina aún no funciona adecuadamente. Es imprescidible reaplicar fotoprotector hasta la náusea, usando fórmulas específicas par ellos (con predominio de filtros físicos, resistentes al agua y a la arena) y conbinándolos con camisetas, bermudas y gorras. En la adolescencia es importante encontrar fotoprotectores específicos para pieles grasas para los jóvenes con problemas de acné.

Hasta los 30 años
La piel parece resistirlo todo. Se broncea con facilidad, resiste bien hasta el sol más despiadado… Sin embargo, guardará todas y cada una de las “ofensas” que se le hagan: la piel tiene memoria y, además, es rencorosa.

De 30 a 50 años
Una sencilla comprobación entre la calidad y textura de la piel fotoprotegida (por ejemplo, la de debajo de los senos, las nalgas o tras las orejas) y aquella expuesta con frecuencia al sol demuestra los estragos que causa la radiación ultravioleta.
Hacen falta índices muy altos para exposición muy gradual (se multiplican los casos de alergia solar), y la protección anti UVA todo el año se hace imprescidible para evitar que se acentúen los lentigiosos solares o manchas de la edad.

Despues de los 50 años
La piel se hace cada vez más fina y frágil. Requiere de fotoprotectores de índice alto y texturas muy cremosas que mejoren la función barrera. Cuanto más avanzada la edad, mayor el riesgo de excesiva deshidratación transepidérmica: es importante responder líquidos con mucha frecuencia.