Como pueden hablar los loros

Como pueden hablar los lorosDescubre la fisiología que le permite a este pájaro imitar el habla humana. Aunque los loros emiten sonidos que parecen palabras, no los crean igual que nosotros. Para empezar, estos pájaros no tienen ni cuerdas vocales ni caja de resonancia. Tienen un órgano vocal llamado siringe en la parte baja de la garganta. Cuando el aire sale de sus pulmones y pasa por la siringe se puede formar una variedad de sonidos. Al inicio de la tráquea, justo antes de los pulmones, hay una estructura ósea cuyas paredes vibran al pasar el aire. Los loros usan los músculos de la siringe (en la base de la tráquea y la parte superior de los bronquios) para modificar la forma y profundidad de este espacio y producir así muchos sonidos distintos. Los cambios en la resonancia vienen de las variaciones en la presión del aire, controlada desde los pulmones.

Tráquea
La tráquea es el tubo que va desde la parte trasera de la garganta del pájaro (faringe) hasta la siringe. El aire crea el sonido que sale por la tráquea.

Siringe
La siringe es el órgano vocal del pájaro. Este hueco de resonancia está entre los bronquios y la tráquea. Dentro de la siringe hay una membrana cartilaginosa llamada membrana timpánica que vibra como un instrumento de viento cuando pasa el aire.

Pulmones
El sonido es generado por el aire que pasa por la siringe procedente de los pulmones. Los pájaros pueden controlar la presión del aire de cada pulmón por separado, lo que les permite ajustar la resonancia de los sonidos. Por eso pueden hacer más de un sonido a la vez.

Pico
A diferencia de nosotros, que movemos los labios para crear los distintos sonidos, el pico del pájaro permanece abierto pero relativamente inmóvil mientras habla.

Laringe
En los humanos la laringe (o caja de resonancia) es donde se encuentran las cuerdas vocales. Aunque los pájaros tiene laringe, no tienen cuerdas vocales; la usan para que el agua y el aliento no pase a los pulmones.

Bronquios
El aire de los pulmones viaja por los dos bronquios y entra a la siringe directamente por encima del punto en el que los bronquios se dividen hacia cada pulmón.