Cuidado con los ejercicios abdominales

Después del parto, muchas mujeres intentan mejorar el tono de su vientre con ejercicios abdominales. Esta práctica puede resultar contraproducente, según los médicos del Instituto Universitario Dexeus, de Barcelona, porque debilita los músculos del suelo pélvico. Cuando no están en forma se pierde calidad en las relaciones sexuales y pueden aparecer perdidas de orina a corto y medio plazo. La incontinencia urinaria afecta a dos de cada tres mujeres a partir de los 60 años y también a las mujeres jóvenes que realizan ejercicios abdominales y deportes requieren esfuerzos severos. Núria Sans, responsable de la Unidad de Fisioterapia del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción del Instituto Universitario Dexeus, asegura que el problema puede resolverse mediante ejercicios que tonifican la musculatura pélvica, que también sirven con fines preventivos. Los ejercicios de Kegel –que contraen el músculo pubococcigeo- son los más conocidos, junto con la denominada “gimnasia abdominal hipopresiva”. También es importante la higiene postural y el descanso físico y mental.

Cuidado con los ejercicios abdominales