El cuarto poder

Antes de la aparición de las modernas tecnologías de comunicación, en el siglo XIX la prensa ya era considerada el “cuarto poder” /aparte del Ejecutivo, el legislativo y el Judicial (por su capacidad de influir en la opinión pública y en los hechos históricos y políticos de una nación. Hoy día, cuando las plataformas de información se han diversificado y multiplicado ese poder es aún mayor, tan grande que pude conducir a un candidato a la presidencia de un país o derrocar a un político.

El cuarto poder

En su artículo Power and the News Media el analista de la Universidad de Amsterdam Teun A. van Dikj sostiene que “ese poder no está restringido a la influencia de los medios en su audiencia, involucra el papel de los medios en una marco referencia más amplio que incluye a las estructuras sociales, culturales, políticas y económicas”. Como por ejemplo de ese impacto pocemos mencionar el escándalo Watergate de 1974, que culminó con la dimisión del presidente Richard Nixon. La investigación y las revelaciones fueron hechas por dos periodistas de The Washington Post: Carl Berntein y Bob Woodward.

El magnate Rupert Murdoch, de acuerdo con la revista Forbes, ocupa el lugar número 13 entre las personas más poderosas del mundo, antecedidos sólo por los jefes de Estados de las grandes potencias más poderosas del mundo. Por detrás de él se encuentran millonarios, líderes religiosos y hasta el secretario general de la ONU. Murdoch es director y accionista mayoritario de News Corporation,, la corporación de medio más grandes del mundo, que es propietaria de editoriales, periódicos en el Pacifico y Australia, The New York Posty The Wall Street Jounal. Es dueño de la corporación Fox Entertainment Group, que cuenta con decenas de canales de televisión por cable y sitios de Internet. Sus ingresos anuales ascendían a 28,660 millones de dólares en 2008.
Como conglomerado de medios, News Media comparte el primer lugar con la compañia disney. Los lugares 3 y 4 corresponden a Time Warner y a Viacom, cuyos principales intereses se enfocan a la televisión por cable y el cine.