El deporte de los reflejos

Practicar tenis tiene numerosos beneficios a todos los niveles. El tenis es un deporte que en los últimos años ha ido ganando adeptos de todas las edades. En el caso de los niños, su práctica resulta especialmente recomendable, ya que les permite desarrollar una coordinación óculo-manual que pocos deportes tienen. En el tenis la habilidad motora viene dada por la destreza en manejar dos objetos a la vez: la pelota y la raqueta. Por otro lado, este deporte implica el desarrollo del pensamiento táctico-estratégico, al tener que resolver en menos de un segundo las situaciones cambiantes que se presentan en el juego.

El deporte de los reflejos

No existe una edad exacta para que el niño se inicie en este deporte, sin embargo, algunos especialistas coinciden al recomendar, igual que en la natación que a partir de los 4 o 5 años, el niño tiene un control más acentuado de sus movimientos. Por lo tanto, ésta es una edad adecuada para empezar a aprender y disfrutar de este deporte.