El primer vuelo con piloto automatico

En 1912, gracias al invento de Elmer Ambroses Sperry (1889-1930), quien basado en las propiedades del giroscopio (una masa con forma de rueda que guira en torno a un eje) diseñó un estabilizador. Este compensaba los altibajos de los movimientos y reducía su tendencia a balancearse. Al mantenerse orientado al norte, no era afectado por algún otro campo magnético.

El primer vuelo con piloto automatico

Para el diseño del piloto automático Sperry creó un sistema de diminutos giroscopios que podían dar rumbo a un avión entre las nubes o en la oscuridad. Además, contaba con un instrumento orientador para perforaciones y un su objetivo o se apartaba de él. Después de probar con éxito su invento, Sperry fue contratado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos para participar en el diseño de sus barcos y aviones.