Estar al aire libre previene la miopía

Los niños y adolescentes que pasan más horas al aire libre tienen menos probabilidad es de sufrir miopía que los que se quedan en casa o pasan más tiempo delante del televisor o del ordenador, Este es un motivo más para que los padres favorezcan las actividades fuera de casa, según la doctora Kathryn A. Rose, de la Universidad de sydney (Australia), que ha realizado un estudio con más de 4.000 niños y adolescentes. El efecto positivo de permanecer al aire libre se debe a la mayor cantidad de luz y a que e l ojo debe enfocar más lejos, lo que le requiere mucho menos esfuerzo. Para enfocar de cerca l a distancia entre el cristalino y el landa del ojo debe aumentar, tarea que se consigue gracias al esfuerzo de los músculos que controlan el globo ocular. Por el contrario, mirando más de allá de sesenta metros el ojo se relaja casi por completo. Kathryn A Rose aconseja contemplar el cielo o el horizonte todo lo posible, o como mínimo mirar a través de una ventana si se pasan muchas horas en espacios cerrados.

Estar al aire libre previene la miopía