Fobia social

La fobia social se trata de la timidez llevada al extremo. Suele ir acompañada de ansiedad. Y eso determina que la persona evita hacer ciertas cosas o participar en situaciones en las que podría disfrutar.
Cuando una persona deja de hablar solamente a determinadas personas. O padece de mutismo selectivo en determinadas situaciones.

Fobia social

Los sicoterapeutras pueden desarrollar estrategias para afrontar y controlar la ansiedad. Eso implica entender y modificar los pensamientos y las creencias que la generan, aprender y practicar habilidades sociales para ganar auto confianza, y luego ponerlas en práctica gradualmente en situaciones reales.

En ciertos casos, la medicación para regular los niveles de serotonina (sustancia química del cerebro que ayuda a trasmitir los mensajes eléctricos del estado de ánimo) forma parte del tratamiento.

TOTALMENTE PROHIBIDO
1 Evita las situaciones difíciles. Aunque en un principio pueda parecerte un alivio, en el fondo esto únicamente conseguirá agravar todavía las cosas. Mientras más evites los momentos problemáticos, más miedo te darán después. ¿Resultado? Te alejarás cada vez más de las actividades sociales, hasta acabar completamente sola y aislada en tu casa.

2 Hacer de la Internet el centro de tus relaciones sociales. Algunos estudios realizados en la Universidad de Indiana y de Stanford han demostrado que la timidez está aumentando debido, en parte, al uso indiscriminado de las nuevas tecnologías, como la Internet, que influyen para recluirte más y minimizan las relaciones cara a cara.

3 Emborracharte siempre que sales. El alcohol y las drogas no son la fórmula correcta para desinhibirte. Sólo sirven para camuflar tu verdadero problema y encaminarte hacia una adicción. Empieza a socializar con gente conocida y preparar posibles temas de conversación para no quedarte en blanco. Disfrutarás más y al día siguiente de levantarás sin resaca ni remordimientos.