hiperhidrosis

Combate el exceso de sudor

Aunque puede ser molesto, sudar es normal y beneficia a nuestro cuerpo. Pero, ¿Qué sucede cuando ya es demasiado sudor? Y lo más importante, sobre todo para aquellas personas que padecen esta condición llamada hiperhidrosis, ¿se puede curar?

Hiperhidrosis

¿Para qué nos sirve sudar?
• Ayuda a la regulación de la temperatura corporal.
• Libera algunas toxinas de nuestro organismo.

Tratamientos

Aplicación tópica de hexahidrato de cloruro de aluminio durante tres o cuatro noches y cuando sea necesario. Puede causar irritación y resequedad.

Toma oral de glucopirrolato. Con este tratamiento puedes padecer resequedad, náuseas y dolor de cabeza.

Aplicación de iotonforesis con agua de grifo en palmas de las manos y plantas de los pies diariamente y después dos o tres veces a la semana. Con ella se logra el bloqueo de vías sudoríparas.

Inyecciones frecuentes en axilas de toxinas botulínicas o Botox (evita la transmisión de mensajes nerviosos). Su aplicación es dolorosa.

Simpatectomía. Se trata de una operación donde se accede al sistema somático para inhibir la sudoración. Como toda cirugía, es riesgosa.

Nuestro cuerpo tiene aproximadamente tres millones de glándulas sudoríparas debajo de la piel que producen sudor, ese líquido compuesto de agua y sales minerales. Cada vez que realizamos alguna actividad física como practicar un deporte, esforzarnos en cagar un mueble pesado, caminar unas cuantas cuadras, o simplemente el permanecer en un ambiente cálido, nuestro cuerpo activa este mecanismo para regular la temperatura. Existe un reducido porcentaje de la población que no experimenta el sudor como un suceso natural, debido a que se ha convertido en un verdadero problema para su vida diaria; y si bien son las mujeres quines acuden más al médico para ser valoradas, también afecta a los hombres. Además, la situación puede empeorar porque nos estresamos cuando no estamos a gusto con nosotros mismos, y el estrés no hace sudar aún más. Afortunadamente, existen varias soluciones para este trastorno.

¿Tengo hiperhidrosis?
Como siempre, recomendamos que ante la duda, siempre es mejor consultar al médico especialista; en este caso, puedes acudir con un endocrinólogo, quien te diagnosticará y podrá recomendarte algún tratamiento.
Como guía, puedes responder el siguiente cuestionario:

¿Te da vergüenza saludar a otras personas por temor a que sepan que tienes muy sudadas las manos?
¿Sientes que sudas más de alguna zona del cuerpo en especial (axilas, pies, manos)?

Cuando estás ansiosa o nerviosa por alguna situación, ¿Consideras que sudas de más?

¿Aparecen manchas en tu ropa? O ¿sientes la necesidad de tomar un baño varia veces al día?

¿Mal olor?
No caigas en el engaño de que las personas sudan mucho por falta de higiene. O peor aún, de que huelen mal a causa del sudor: el sudor no tiene olor, al menos de que hayas consumido ciertos alimentos como el ajo. Recuerda que se trata de un problema que se puede controlar y erradicar.

No se ha demostrado que la causa sea psicológica, pues el exceso de sudor normalmente un síntoma provocado por alguna enfermedad o condición especial de salud.
Sin embargo, la actitud que tomemos frente al problema se puede empeorar la situación.

Tips para sentirte mejor
• Evita tomar café, alcohol y alimentos picantes, así como el hábito de fumar.
• Prefiere ropa de tejido natural como el algodón
• No olvides hidratarte constantemente, pues el sudor no es más que pérdida de agua.
• Para evitar olores, utiliza jabones antibacteriales y antitranspirantes en vez de desodorantes.
• Evita el sobrepeso.
• Pedes tomar un a ducha un par de veces al día, si así te siente mejor.
• Usa calcetas y zapatos que permitan la transpiración.
• Afeita el vello axilar.

Fuente: Revista Vida Sana