Las pesadillas son sueños

Allan Hobson, catedrático de Psiquiatria de la Escuela de Medicina de Harvad, nos recuerda que los sueños surgen en la fase REM – siglas en inglés de movimiento rápido de los ojos -, mientras que las pesadillas más opresivas y espantosas se producen en la fase cuatro del sueño sin dicho movimiento ocular.

Allan Hobson, catedrático de Psiquiatria de la Escuela de Medicina de Harvad, nos recuerda que los sueños surgen en la fase REM - siglas en inglés de movimiento rápido de los ojos -, mientras que las pesadillas más opresivas y espantosas se producen en la fase cuatro del sueño sin dicho movimiento ocular.  De acuerdo con esta hipótesis, los correlatos fisicológicos de los malos viajes oniricos - activación del sistema nervioso autónomo, subida de la tensión arterial, aceleración del pulso...- dificilmente se podrían producir en el periodo en el que habitualmente soñamos. Otro dato que aval su idea es que las pesadillas remiten a medida que nos vamos haciendo mayores, al igual que la cantidad de tiempo que dedicamos a la fase cuatro no -REM.

De acuerdo con esta hipótesis, los correlatos fisicológicos de los malos viajes oniricos – activación del sistema nervioso autónomo, subida de la tensión arterial, aceleración del pulso…- dificilmente se podrían producir en el periodo en el que habitualmente soñamos. Otro dato que aval su idea es que las pesadillas remiten a medida que nos vamos haciendo mayores, al igual que la cantidad de tiempo que dedicamos a la fase cuatro no –REM.