Los perros pueden comer cebolla

Al igual que otras plantas de la familia de las liliáceas, como los ajos, las cebollas poseen interesantes propiedades nutitivas y medicinales. Por ejemplo, actúan como diurético y bactericida. Sin embargo, esto es aplicable cuando nos referimos a seres humanos. Por el contrario, en muchos animales domésticos su consumo puede resultar tóxico o incluso mortal. Los responsables, según un ensayo de la Universidad de Barcelona y el Hospital Veterinario del Maresme, en Mataró, son los principios activos orgánicos azufrados que confieren a las cebollas su aroma y color caracteristicos. En los perros, pueden producir afecciones como la anemia hemalitica, que cursa con un déficit de glóbulos rojos en la sangre canina. El dulzor de la cebolla atrae a los perros, pero puede sentarles fatal.

Los perros pueden comer cebolla