Manual de hombres

LO QUE NO VAN A HACER. Estos consejos te ayudarán a evitar hombres que no buscan relaciones serias y a entender que es lo que de verdad piensan

Manual de hombres

Es un pelín misterioso
El tipo fuerte y silencioso puede resultar atractivo, pero un hombre que busca algo serio es transparente con ciertos temas como la familia o los amigos. Si por mucho que ponga de tu parte insiste en eludirlos, es que está evitando acercarse demasiado para mantener una relación “Light” (es decir, pasajera e intranscendente). Cuidado, si hace muchas preguntas, puede utilizar su curiosidad como escudo para intentar evitar contestar las tuyas.

Se olvida de los detalles
Aunque no parezca tener mayor importancia que tu novio sea incapaz de recordar el nombre de tu perro o de tu pueblo natal, un tío al que le gustas de verdad va a prestar más atención a los detalles. Se supone que cuando a alguien le interesa algo, se esfuerza por tener la mayor información posible sobre aquello que le llama la atención. Esas lagunas “mentales” son señal de que no está pensando en iniciar una relación seria. Vamos, que le importas lo justo para pasa el día.

Te censuras a ti misma
A las pocas semanas de empezar con tu novio, tal vez no tengas la suficiente confianza como para llamarle cuando te apetece, porque tienes temor a parecer empalagosa y una pesada de tomo y lomo. También puede que te resistas a mostrar tu lado más loco porque no sabes cómo va a reaccionar. En dichos casos, no descartes lo que te dice tu intuición. Es muy posible que te esté avisando de que el chico que tanto te gusta no está implicando lo mismo que tú y es muy probable que los dos no conectéis lo suficiente como para comenzar algo serio.

Su punto de vista
EL TE JUZGA POR…

Tengan razón o no, los chicos se forman una primera impresión de ti basándose en criterios insospechados. Créenos…

Cuando conoces a un hombre, él sabe que en ese momento estás dando lo mejor de ti y que mantendrás el listón un tiempo. No obstante, y para evitar decepciones posteriores, buscará ciertas características para intuir cómo eres cuando bajas la guardia. A continuación, cuatro cosas que le dicen más de lo que tú piensas.

Tus amigas
Puedes intentar dar una buena imagen –ya sabes: ropa sexy, una gran sonrisa, una conversación amena- pero no lograrás cambiar a tus amigas. Cualquier chico asumirá que las integrantes de tu pandilla representan distintos aspectos de tu personalidad, incluidos los menos buenos. “Conocí a una chica en un bar, comenzamos a tontear y me invitó a unirme a su grupo de amigas –nos cuenta Esteban (26 años) -. No habían pasado ni 10 minutos cuando me di cuenta de que eran unas cotillas de primera, así que salí disparado.” Si tus amigas no están por la labor de seguirte el juego con el chico que te guste, mejor buscaos algún rincón privado.

Tu risa
Los chicos se enorgullecen de ser divertidísimos, y por eso buscan compañeras que aprecien su sentido del humor. Sin embargo, hay un pequeño inconveniente en esto de reírse demasiado. “Me fui de cañas con una chica que soltaba la carcajada ante cualquier cosa que yo decía –nos cuenta Alberto (27 años)-. Me puse tan nervioso que inventé cualquier excusa para salir por piernas.”

Las bebidas que eliges
No importa tanto si se trata de vino, cerveza o un cocktail. Lo que verdaderamente rompe la balanza es que tengas una razón de peso para elegir lo que bebes. “Una noche, conocí a una fanática de la cerveza –recuerda Juan Luís (27 años)-. Cuando me explicó por qué prefería la Mahou a la Beck`s me enamoró.” Ser capaz de defender tu opción es un punto (¡un puntazo!) a tu favor.

El teléfono móvil
Ojo a lo que haces cuando recibes un sms en presencia del chico que te gusta. Puedes
a) ignorarlo b) responder y dejar el móvil sobre la mesa por si vuelve a sonar. Si quieres un consejo, deja que sea el contestador quien recoja la llamada. Tu acompañante apreciará la deferencia.

Fuente: cosmopolitan