Motores al limite con el taller de tuneo

Si quieres correr más, no tienes porqué comprarte otro coche. Los motores pueden modificarse… el límite lo dicta tu bolsillo.

Motores al limite con el taller de tuneo

Tunear el motor de un coche significa hacer cambios que permitan sacar de él un mayor rendimiento. Cuando los motores salen de fbrica están preparados para soportar ciertos abusos y “descuidos”, como que te saltes alguna revisión o lo machaques con un uso intensivo. En pocas palabras, los fabricantes se aseguran de que el motor soporte condiciones duras y, aún así, dure bastante. ¿Y eso qué implica? Pues que los motores están un rato “destemplados”, por así decirlo. Sus prestaciones han sido reducidas para que puedan resistir muchos años con mínimos cuidados.
Pero si tú eres de los que miman su coche y llevas el mantenimiento del motor a rajatabla, puede estar seguro quede ahí, bajo el capó, hay mucha potencia esperando a ser liberada… ¡Tuneando!

El primer y más fácil truco para tunear un motor a aprovechando lo que ya tienes es sencillamente afinarlo. Y es ue una puesta a punto le viene bien incluso al motor más sencillo. Esto incluye cambiar el filtro del aire, las bujías, el aceite y otras acciones propias de un mantenimiento normal. Todos estos elementos se desgastan con el tiempo y cuando se cambian se consigue que el motor vuelva a funcionar casi con las prestaciones originales, como cuando estaba nuevo.

motorOtra forma relativamente sencilla de mejorar un motor consiste en cambiarla la centralita electrónica (ECU) o modificar su programación mediante un plug-in. Los expertos en tuneo de motores pueden pasar meses analizando el software de un coche para encontrar la mejor programa, de manera que el motor dé lo mejor de sí para todas las velocidades. Esta modificaciones relativamente barata y podría decirse que equivalente a mejorar el carburador en un coche antiguo de gasolina.
Pero el verdadero tuneo, consiste en hacer cambios más profundos y radicales. Hay, desde trucos mecánicos sencillos hasta mejoras sofisticadas que requieren importantes retoques en el motor. Por ejemplo, no se puede mejorar la calidad del aire, pero sí se puede enriquecer el otro ingrediente que participa en la combustión: la gasolina. Ciertos aditivos pueden mejorar el octanaje de una gasolina, elevando así la presión necesaria para detonarlo. Un índice de octano (RON) alto, sería, por ejemplo, de 100. Incrementando el octanaje, se permite una mayor comprensión del combustible con el aire, lo que mejora la eficiencia del proceso de combustión en un motor de gasolina.

Mientras los fabricantes de coches suelen utilizar refinados sistemas de escape que hacen poco ruido, si optas por uno más deportivo puedes mejorar también el rendimiento del motor. La explicación es sencilla; los gases pueden salir más fácilmente y por tanto hay una mejor circulación del aire en el motor. Los tubos de escape de acero inoxidable son más eficientes porque pueden admitir mayor caudal
Por su parte, la inducción puede mejorarse con un filtro de aire especial, que consigue que el aire circule mejor. También es posible quitar el sensor de flujo de aire y, al mismo tiempo, acortar el tubo de admisión.

Es posible conseguir más potencia inyectando más aire del normal en el motor (con el consiguiente incremento en el nivel de combustible). Así, la diferencia que se consigue es como la que hay entre agitar un refresco sin burbujas y otro con gas. Hay dos formas de hacer que entre más aire: usando un sobre alimentador o un turbocompresor. La forma tradicional de reforzar la entrada de aire es mediante el uso de un sobrealimentador, elemento que se creó originalmente para los motores de los aviones. Consiste en un compresor de aire cuya turbina esta conectada l motor. Responde inmediatamente y mejora en gran medida la potencia, sobre todo a bajas revoluciones. El turbocompresor apareció en los años 70 y sigue siendo muy popular, especialmente para los coches diesel. Se diferencia del sobrealimentador por que la entrada adicional no se genera por el motor sino por los gases de escape. Reduce pérdidas, tiene una respuesta más lenta. Un experto puede instalar un sobrealimentador y un turbo compresor en un motor normal, aunque es más barato y sencillo si el motor ya tiene un turbocompresor.

Pero el favorito entre los aficionados a tunear motores es la inyección de óxido nitroso. Es un truco relativamente simple que da resultados espectaculares. Sin embargo hay que tener cuidado, muchos principiantes se pasan de óxido y el motor explota.
Y es que esto del tuneo del motor tiene sus riesgos, por eso hay un buen número de expertos que ofrecen su experiencia y conocimiento para ayudarte trucar el motor. ¡Pregunta siempre antes de hacer algo, hay muchísimas posibilidades para conseguir un motor extremo!

TALLER DE TUNEO
Te mostramos cómo conseguir más potencia truncando el motor de un utilitario

Así funcionan los turbocompresores

1. Turbocompresor. Un turbocompresor es un compresor de inducción forzada. Tiene dos “impulsores”. Uno de los lados se coloca en el tubo de escape y se mueve con los gases que salen del motor, y el otro se coloca en la entrada de aire del motor.

2. Admisión mayor de aire. Como los gases salen más rápido, el impulsor que está en el escape fluye más rápido. Esto hace que la parte de la entrada también gire más deprisa y que entre más aire.

3. Combustión. Al entrar más aire la combustión es más potente. De esta forma un motor pequeño puede igualar o superar la potencia de salida de uno grande. Por esta razón, los motores turbo suelen ser más eficientes que los de la misma potencia y mayor capacidad.

4. intercooler. Es conveniente colocar un intercooler en los motores turbo para garantizar la eficiencia. El aire se calienta al comprimirse. El atrecaliente contiene menos oxigeno, el intercooler lo enfría para que funcione mejor.

5. Desventajas del turbocompresor hay un pequeño retraso hasta que los gases hacen girar los impulsores del escape el motor recibe el extra de potencia. De ahí que pasen unos segundos desde que se pisa el acelerador hasta que, como se suele decir, “entra el turbo” y se nota un empuje adicional

Asi es un sobrealimentador
1. Compresor movido por el motor. Un sobrealimentador es básicamente un compresor de atre movido dede el motor por una correa. Hace que entre más atre en la cámara de combustión
2. Fuerza instantánea. Como el sobrealimentador se mueve con el motor funciona casi instantáneamente. No tiene el retraso del turbo y es mucho más efectivo a bajas revoluciones.
3. Potencia estable. Los sobrealimentadotes son más fáciles de controlar y colocar que los turbocompresores y la potencia que generan es más estable.
4. Tipos de sobrealimentador. Hay dos tipos. El de desplazamiento positivo da el mismo nivel de potencia a todas las velocidades. El dinámico proporciona más potencia a velocidades más altas más revoluciones del motor.
5. Desventajas. Una de las desventajas del sobrealimentador es que, a diferencia del turbocompresor, la potencia no es “gratis”. La correa crea resistencia y puede incrementar el consumo hasta un 25%. En este sentido es más eficiente el turbo.

Asi trabajo el maf
El sensor MAF se coloca en el tramo de entrada de aire. Esta formado por un cable calentado por electricidad. Cuando el aire pasa por ahí el cable se enfría. El MAF usa la temperatura para calcular cuánto aire entra al motor.
El motor tiene que saber cuánto aire entra para calcular la cantidad de combustible que debe mandar por los inyectores. El aire frío es más denso que el caliente, por lo que requiere más combustible para completarla combustión. El flujo de combustible es dinámico, depende de las condiciones atmosféricas y se mide con el MAF.

1. De MAF a MAP
Al quitar el MAF, el sensor MAP tiene que detectar la entrada de aire en el motor.
2. La ciencia MAF. Medir la entrada más cercana de los cilindros equivale a restringirla cantidad de aire que llega a ellos entre lecturas.
3. Ventajas del MAF La ventaja de quitar el MAF es que se elimina la restricción en el flujo de aire. Se puede tener esta ventaja conservando el MAF si colocas una unidad de mayor diámetro.