Operacion Arca de Noe

Tras una terrible sequía que durante 26 años devastó el ecosistema del Parque Nacional Amboseli, en Kenia, los cuidadores se percataron que el saldo fue un gran desequilibrio entre depredadores y presas. La solución a la que llegó el Servicio de Fauna Salvaje del país (KWS por sus siglas en inglés) fue capturar y relocalizar a 7,000 cebras y otras bestias herbívoras de parques aledaños a esta zona protegida. Para llevar a cabo la titánica operación fueron empleados tres camiones con capacidad de 90 animales cada uno, además de un helicóptero y dos docenas de expertos. De acuerdo con las autoridades, los miembros del equipo enfrentaron dificultades inherentes al trato con bestias salvajes, pues podían resultar heridos tanto animales como personas, además los cambios en la dirección del viento y malos camuflajes advertían su presencia. Pero los técnicos del KWS ya tienen amplia experiencia en la materia: el año pasado impusieron una marca al capturar y movilizar a 250 elefantes y 2,000 herbívoros en distintas reservas naturales. Se calcula que la persistente sequía redujo 60% la población de cebras y 80% la de otros herbívoros salvajes.

operacion arca de noe