Oxigenoterapia para niños autistas

Los niños autistas tras el tratamiento en cámaras presurizadas con altos niveles de oxigeno como las que se utilizan para tratar el sindrome de descompresión de los submarinistas. Su efecto terapéutico se basa en e incremento de oxigeno en los tejidos. En el caso de los autistas, mejoran el lenguaje la intéracción social y el contacto visual, y se reduce la irritabilidad, la hiperactividad y las conductas repetivivas, según ha podido comprobar el equipo del doctor Dariel A. Rossignol, del Centro Internacional para el Desarrollo infantil de Melbourne, en Florida (Estados Unidos). Los niños permanecieron en la cámara durante una hora con un incremento de oxigeno del 3%. El tratamiento carece de efectos secundarios.

Oxigenoterapia para niños autistas