Pequeños genios en desarrollo

El cerebro de los pequeños es parecido a una gran red como internet, pero dia a dia en expansión. Los cientos de millones de neuronas de las que está dotado, comienzan a establecer sus primeras conexiones a un ritmo frenético. Como si se  tratara de una red apagada que poco a poco va encendiendo sus nodos centrales, el cerebro infantil genera una catarata exponencial de sinapsis.  

Pequeños genios en desarrollo

Cada nueva conexión activa cientos de ellas más que estaban dormidas. Esta capacidad, convierte a los niños en unos seres muy necesitados de estímulos sensoriales. Desde el mismo momento de su nacimiento. Las palabras, los sonidos, los movimientos de objetos, los colores ayudan a elaborar el complicado laberinto neuronal.