Podemos detectar las mentiras con el poligrafo

Éste es el llamado detector de mentiras que toma en cuenta los cambios que ocurren en el organismo de una persona cuando responde aun conjunto de preguntas relaciondas con el delito que se le imputa.podemos-detectar-las-mentieras-conel-poligrafo
La teoría que subyace a este procedimiento es que cuando las personas mienten se sienten nerviosas y desatan una clara respuesta fisiológica: se acelera el latido cardiaco, aumenta la presión arterial, el ritmo respiratorio se modifica, y las sudoración se vuelve más profusa, entre otras cosas. Existe una línea básica que equivale a las reacciones del sujeto cuando habla con la verdad. Cualquier desviación de ésta se identifica como una probable mentira.

Existen tres aproximaciones a la prueba del polígrafo: una compara las respuesta fisiológica a preguntas relevantes con respecto al crimen; la siguiente relaciona las respuestas fisiológicas que aparecen cuando se le pide al sujeto que mienta deliberadamente, y la tercera se realiza con un examen de opción múltiple en el que una de las posibilidades está directamente relacionada con un hecho que sólo conocen los investigadores y el criminal.
El problema con el polígrafo es que los cambios tomados en cuenta pueden responder al simple nerviosismo de someterse a una prueba, o a determinadas condiciones de salud como un resfriado o problema neurológicos.