Por que mentimos al medico

¿Por miedo a inquietarle? ¿Porque da vergüenza? ¿Por miedo a la enfermedad? Todos hemos mentido alguna vez a nuestro médico ¿Cómo y porqué? A continuación, análisis y consejos para evitar engañar a la persona que puede ayudarnos.

Por que mentimos al medico

Todos los pacientes mienten, o mejor digamos que arreglan la realidad”, afirma el escritor y médico Martin Winckler, autor de Las confesiones del doctor Sachs. La enfermedad de Sach (Ed. Akal). La psicóloga Mercé Soriano, directora del Centro de Psicología Médica de Barcelona, coincide en que, aunque no se puede generalizar, todos tenemos a “mentir de una u otra manera, seguramente de forma inconsciente y como mecanismo de defensa”. Pero la gran pregunta es: ¿por qué mienten los pacientes? Una razón podría ser el temor a ser juzgados por su facultativo, y es que, a menudo, se considera que el médico está por encima de todo. Es un poco como el gran brujo que sabe cosas sobre nuestra vida y sobre nuestra muerte que nosotros ignoramos. “El médico también es un juez, ya que a veces se comporta como tal.” En resumen, los pacientes no se sienten seguros frente al médico y se parapetan, lo cual induce a comportamientos de simulación y de mentiras, tal como describe Martin Winckler. “Cuando, en realidad, los médicos sólo deberían ser el instrumentos terapéutico que puede ayudarnos a s sufrir menos”, detalla.
Pero, ¿qué sentido le encontramos a mentir?, pues “la fantasía de pensar que con poca información y mediante un fármaco podremos solucionar nuestro problema real. Muchas veces no queremos oír lo que ya sabemos, queremos un jarabe para la tos pero no queremos que nos digan que tenemos que dejar de fumar”, explica la psicóloga Soriano. En la buena relación entre médico y paciente es básico que el doctor ayude a construir una relación de confianza y que actúe con tacto. “Si queremos una medicina efectiva, necesitamos la colaboración del paciente, y usted confiará en el diagnóstico del médico ha sido capaz de tener empatía con el paciente y éste lo ha sentido así.” Los médicos aprenden en la facultad la importancia de escuchar, valorar cada palabra del paciente, compartir los conocimientos, las dudas, las emociones, las carencias, asentir con la cabeza, coger de la mano al paciente, estar ahí… ¿Y si resulta que un buen médico es aquel que nos motiva a decir la verdad?

Cinco razones que nos llevan a mentirle a nuestro médico
1 Por afecto
2 Por Vergüenza
3 Por miedo
4 Por interés
5 Para llamar la atención