Porque preferimos un hijo – Varon

Desde siempre y en todos los países, la llegada de un hijo varón ha sido acogido con mayor entusiasmo que cuando la que nacia era una niña. Esto se explica, en parte, por ciertos factores culturales: el hijo es el que salvaguarda el apellido familiar y, por lo tanto, el que va a garantizar la continuidad de la familia. A él se le transmitían los bienes, asumia el rol de cabeza de familia y era el que se ocupaba de sus padres cuando estos envejecian y no podian valerse por ellos mismos.

En China, y en menor dedida en India, esta preferencia a llegad a romper el equilibrio demográfico a partir de los años 80: el ratio de nacimientos -105 niños frente a 100 niñas- no para de aumentar favor de los primeros. La politica de control de la natalidad, la imposisción del hijo único, ha empujado a los padres a preferir tener un hijo antes que una niña. Sin embargo, tal y como asegura Coks Feenstra, esto está cambiando: “Hoy en día, gracias a ciertos cambios en la sociedad, los varones están cada vez menos idealizados. Tambíen los estudios ayudan a ello: muchos de los problemas de la sociedad actual – el terrorismo, la violencia de género, etc- son perpetrados por varones. Es, de los sexos, el más agresivo”.

Fuente: revista Psychologies