Puede la depresion anular los conocimientos ya adquiridos

La pérdida de memoria puede ser un proceso parcial o total y hasta cierto punto forma parte de la maduración y deterioro natural del cuerpo humano. Sin embargo hay eventos, como un trauma psicológico o emocional severo, daños físicos o alguna enfermedad, que pueden causar pérdidas totales y parciales de memoría, como en el caso de pacientes con amnesia. En la mayoría de los casos la pérdida de memoria es temporal y suele afectar porciones de los recuerdos de un ser humano, pero en otros la pérdida es permanente. Tal es el caso de la depresión vinculada a la tercera edad. Hoy día se sabe que la depresión altera la memoria a cualquier edad, pero las personas mayores que con frecuencia padecen episodios depresivos causados por muerte de seres queridos, retiro, inactividad y soledad, entre otros factores, tienden a manifestar más pérdida de memoria. El estrés relacionado con la depresión aumenta el deterioro de la capacidad para recordar, ya que el contacto constante con hormonas de estrés como la cortisola y la adrenalina acelera la muerte de células nerviosas, propiciando la pérdida completa de bloques o sectores de conocimientos específicos (que finalmente no son otra cosa que recuerdos organizados) es por lo general resultado de un shock o trauma extremo de tipo emocional. Estos pueden desencadenar amnesias repentinas extensas, ya que el cerebo intenta evitar que revivamos memorias dolorosas y estresantes.

Puede la depresion anular los conocimientos ya adquiridos