Remedios caseros para el dolor de oido

Remedios caseros para el dolor de oidoSe dice que el dolor de oído es una de las peores molestias que se puede tener, lo que puede a llegar a arruinar el día. Puede que sea un poco exagerado, pero el malestar es inesperado y fastidioso. Ese malestar genera una sensación desagradable y los síntomas pueden varias, puede ir desde pinchazos o puntadas hasta la hinchazón del mismo con enrojecimientos o causar una falta de audición por momentos.

Ante el dolor de oídos, sea el problema de malestar que cause, siempre es mejor recurrir al otorrinolaringólogo para que identifique que está causando ello lo más pronto posible. De otra forma se puede recurrir a los remedios caseros para el dolor de oido, que son fáciles y efectivas para aliviar el problema.

El ajo
El ajo tiene un gran poder analgésico y antibiótico, por lo tanto es muy efectivo para calmar el dolor de oídos rápidamente, y con mayor razón si este se debe a una causa de infección. La preparación para el remedio del ajo es muy sencilla solo se debe de machacar el ajo con dos cucharaditas de aceite sésamo, luego colarlo y filtrar el aceite. Esta preparación debe de ser echado en dos o tres gotas sobre el oído y dejarlo reposar durante 10 minutos para que no se irrumpa el efecto.

El aceite de oliva
Al tratarse de un lubricante natural, el aceite de oliva es muy bueno para calmar el dolor de los oídos ya que permite eliminar cualquier tipo de infección que se encuentre en él. Asimismo puede ayudar a mejorar la sensación de puntadas o zumbidos que en muchas ocasionas provoca el malestar irritable.

El jengibre
Este alimento tiene propiedades antinflamatorias, por lo tanto es muy útil para la inflamación de los oídos a causa de una infección. Asimismo, sirve como un analgésico muy efectivo, es entonces que si alguno de tus familiares tiene el mismo problema puedes recomendarse como un gran remedio casero. La manera de utilizar el jengibre es colocar algunas gotas de su jugo, ayudado de algún algodón y dejarlo reposar durante algunos minutos hasta que cause un efecto favorecedor.

El regaliz
La hierba de este alimento es muy conocida para tratar los dolores de los oídos. Para elaborar el tratamiento solo se tiene que calentar un poco de regaliz con dos cucharadas de mantequilla hasta formar una pasa, luego se tendrá que emplear y colocar en la parte externa de la oreja. La preparación debe de estar tibia para que no cause irritabilidad y se puede dejar hasta que se sienta una mejoría.

La cebolla
Esta verdura tiene propiedades antibacterianas y antisépticas, lo cual es muy eficaz como remedios caseros para dolor de oídos, teniendo un efecto rápido. La forma de preparar el tratamiento es muy simple, solo se debe de picar un poco de cebolla fresca, colocarla sobre un paño y envolverla; luego se coloca sobre la oreja dejándolo actuar durante 5 minutos. Si después de la primera aplicación aún queda dolor puedes repetirlo varias veces al día.