Sentir la respiracion

Respirar conscientemente es un modo sencíllo y eficaz de sosegar el sistema nervioso y despejar la mente. El yego propone una técnica de respiración alterna (Anuloma viloma) que, además ayuda a equilibrar el funcionamiento de los dos hemisferios cerebrales.

Sentir la respiracion

Siéntate cómodamente con las piernas cruzadas y la espalda erguida. Observa el ritmo de tu respiración, sin forzarla. No la intelectualices, solo siéntela y entrégate a ella. Si te distraes, no importa, vuelve a centrarte en cómo respiras.

La mano izquierda reposa en la rodilla izquierda. Levanta la mano derecha y recoge los dedos indice y corazón en la palma.

Coloca el pulgar derecho sobre el lado derecho de la nariz y bloquea la fosa nasal derecha. Inspira por la izquierda. Destapa la derecha y espira por ambas.

Con el dedo anular aplica ahora una suave presión sobre la fosa izquierda e inspira por la derecha. Destapa la izquierda y espira por ambas.

Al inspirar, siente cómo el aire llena todo tu cuerpo; cuando espires nota cómo lo abandona del todo.

La inspiración ha de durar en principio lo mismo que la espiración pero procura ir prolongando la espiración. Empieza con dos vueltas completas y con la experiencia ve aumentando poco a poco la serie.