Solo para jovenes

Aunque es probable que los padres e hijos de todas las familias que han pisado el planeta estén conscientes de la problemática que existe cuando se enfrentan las ideologías de dos generaciones distintas, la ciencia trae una nueva aportación al tema. De acuerdo con un estudio de la Northwestern University, los efectos de la brecha generacional no sólo afectan la comunicación familiar, sino la que existe entre alumnos y maestros en el sector educativo. Según este análisis, la “mejor época” de las matemáticas que se consideran brillantes ocurre durante el primer tercio de su vida. Es decir, cuando son jóvenes y la diferencia de edad con sus discípulos no es significativa. El impacto de los resultados radica en recordar que el esfuerzo humano tiene limitaciones y que los matemáticos de edad avanzada no deberían dar clase estudiantes universitarios. De lo contrario, la experiencia resultaría contraproducente. Y, a pesar de que el estudio abarcó una red de 7,259 genios, no podemos evita preguntar: ¿alguien se negaría a tomar una clase con Einstein?.