Te cuesta tener o hacer amigos

Hacer amigos es una necesidad vital y no siempre fácil de satisfacer. Si un niño carece de ellos conviene investigar por qué. No a todos los niños les resulta fácil hacer amigos, pero eso no significa que esos niños se la pasen mejor estando solos: al contrario: muchas veces sufren en silencio su soledad y se sienten mal por no pertenecer a una pandilla o que nadie quiera jugar con ellos. Las dificultades pueden venir por la personalidad del niño y los casos mas frecuentes son:

Te cuesta hacer amigos

Niños tímidos e inseguros. Suele ser el motivo más frecuente, ya que la timidez les hace niños retraídos y con poca confianza en sí mismos. Eso les lleva a no querer participar en los juegos de los otros por temor al ridículo y a las posibles burlas.

Niños sobreprotegidos. La sobreprotección convierte a los niños en personas muy egoístas, a quienes les cuesta compartir las cosas y dejar de ser el centro de atracción. Como quieren ser los que dominan el juego y sus reglas y se enfadan al menor contratiempo. suelen ser marginados por sus compañeros.

Niños violentos. Cuando en su interacción con los demás predominan la violencia, la fuerza física o los insultos, acaban convirtiéndose en molestos compañeros de juego y, a la Larga, son evitados por los otros.

Niños que se sienten diferentes. Puede deberse a que tienen una baja autoestima o a que se sienten superiores. En general. no aceptan a los demás porque no se aceptan bien a sí mismos: así que, aunque el mecanismo que utilizan es la critica a los otros, el problema radica en ellos.

Si aparece alguna de estas situaciones y el problema se cronifica, antes de que los niños sigan sufriendo conviene consultar con un especialista, porque en realidad se trata de un problema de personalidad que debe tratarse