Un sistema de quita y pon para ensanchar la boca

Un ingenio removible está destinado a modificar mecánicamente los huesos de los maxilares superior e inferior más que a mover los dientes de forma individual. Una ortodoncia de este tipo se compone de una parte plástica, que se apoya en el paladar o en el suelo de la boca, y una serie de hilos de acero fijos que se colocan con la forma que se desea para la cavidad bucal. Este cableado funciona como un tope para los dientes que tienden a ir hacia adelante. En el caso contrario, se usan piezas que empujen individualmente cada diente.

Así se fabrica. El primer paso consiste en hacer una réplica del paladar o del suelo bucal con alginato de sodio, una sustancia similar a la pastilla que se endurece rápidamente. Después, ya en el laboratorio, el protésico confecciona el molde definitivo que sirve para confeccionar la pieza de resina sintética con los hilos de acero integrados. Algunos aparatos removibles incorporan, además, un tornillo extensor que sirve para ensanchar el hueso palatino y ampliar la llamada arcada dentaria.