Una siesta para todo

Dormitar por la tarde no te hace flojo; al contrario te vuelve inteligente. Un estudio de la City University de Nueva York, en Estados Unidos, encontró que tomar siestas agudiza la memoria. Pero no basta un simple cabeceo; usa nuestra guía para encontrar tu punto exacto.

Una siesta para todo

10 minutos
Rápido alivio: de acuerdo con un estudio realizado por científicos australianos, con este tiempo evitas inmediatamente la fatiga y disparas el poder de tu cerebro al menos por dos y media horas. ¿Cinco minutos? No ayudan.

20 Beneficios retardados: Doblar el reposo mejora tu tiempo de reacción y desempeño en tareas alfanuméricas. Pero no lo hará de inmediato de tomará al menos 35 minutos sacudir el sopor post-siesta por haberte dado tus “20”

30 Un impulso saludable. Te sentirás soñoliento por unos cinco minutos después, pero luego estarás alerta y mentalmente en forma por 90 minutos. Aun así una siesta de 10 es mejor al evitar la “resaca” de un sueño profundo.

45-90 no ayuda: Durante este lapso caes en un estado profundo de sueño sin
terminar un ciclo completo. “Al despertar te sueles sentir peor que antes de acostarte”.dice el médico experto en sueño W. Christopher.

110-90 Señal de problemas: el ciclo de sueño promedio dura 90 minutos, el tiempo ideal para una larga siesta. Pero dormitar tanto de modo periódico puede indicar que padeces un desorden del sueño, dice el docto Winter.

Fuente: revista men`s health