Verduras a la bacteria

El origen de las especias. En un estudio del Journal of Agricultural and Food Chemistry, científicos suizos constatan que el efecto retroaromático, por el cual muchas frutas y verduras liberan sus aromas solo una vez ingeridos, es “cocinado” por las bacterias que habitan en la boca, que transforman los “asépticos”, compuestos de dichos alimentos en volátiles y oloroso tioles (primos del azufre y culpables de la halitosis). Así que ahí va mi sugerencia para los que reniegan de la sopa de verduras a la suiza: vete a hacer gárgaras (no con la sopa, sino con un colutorio de acción bactericida). Buen provecho.

verduras a la bacteria